Haciendo Memoria

Mi historia, o mi experiencia, es la de un pequeño empresario y emprendedor más. Como muchos otros, emprendí muy joven y a los 21 años ya trabajaba por cuenta propia.

Diez años después, junto a dos socios, tenia en plantilla más de 40 empleados y nos especializamos, sobre todo, en la impresión textil, aunque teníamos también impresión en offset para papel, serigráfica plana y tampográfica.

Imprimíamos sobre una gran variedad de soportes y contábamos con un gran equipo de diseñadores pero, de la noche a la mañana, nos encontramos con la liberación de los aranceles con China para el sector textil. Nadie nos avisó para poder adaptarnos y pasamos de tener personal a turnos para cumplir con los pedidos a tener las máquinas paradas.

De ese tremendo golpe aprendí muchas cosas pero, sobre todo, destacaría dos a modo de conclusión:

  • Nada se mueve si no lo empujamos, esto quiere decir; uno mismo tiene que tener la intención de mirar hacia delante y moverse, porque nadie lo va a hacer por ti.
  • Ser muy precavido con las inversiones. Estás expuesto a circunstancias que no solo dependen de ti.

A partir de entonces empecé a trabajar mucho mas informado y contando únicamente con lo que tenía en el bolsillo. De todo lo aprendido obtuve frutos y, en el caso de que hubiese problemas, salía fácilmente de ellos pues no había deudas.

En el 2008 tuvimos la suerte de apostar y estar presentes en un país emergente como Guinea Ecuatorial, en aquel fatídico momento para la economía mundial, y gracias a esta decisión hemos podido subsistir estos últimos años.

Actualmente somos un pequeño grupo empresarial con sede en Madrid y Malabo, y en trámites de abrir una segunda oficina en África, concretamente en Costa de Marfil.

Las pérdidas de estos últimos meses de crisis se llevarán, con toda probabilidad, los pequeños ahorros que habíamos obtenido y varios puestos de trabajo. Con suerte, no quedaremos endeudados y emplearemos todas nuestras energías en salir del bache. Así es la vida del emprendedor, una constante montaña rusa.

He querido explicar brevemente nuestra historia, como primera reflexión, porque pensamos que es un ejemplo más de los miles y miles de pequeños emprendedores que ahora nos encontramos afrontando una complicada situación.

Situación de la que solo se sale con valentía, solidaridad y mucha cabeza. Estamos en un sector que ha vivido sus particulares crisis, solo he enumerado alguna, pero ha habido muchísimas en los 30 años que llevamos en él.

Francisco Cancho Borrallo
Director General Grupo Levanta
Francisco Cancho

Author Francisco Cancho

Director General Grupo Levanta

More posts by Francisco Cancho

Leave a Reply

Todos los derechos reservados 2020 © Grupo Levanta