El Briefing, ese gran compañero que nos echa una mano a la hora de realizar nuestros proyectos.

En esta sección de creatividad hablaremos sobre nuestras experiencias profesionales / personales y os lanzaremos algunas píldoras de trucos, consejos, métodos de trabajo y formas de conectar con el cliente. Me gustaba la idea de comenzar escribiendo sobre el ‘Brief’, porque es la manera de que nosotros, como profesionales del medio, podamos empezar a construir y por ende, realizar una buena proyección del encargo, resolver necesidades y ofrecer soluciones.

Con este aliado conseguimos aterrizar esas ideas que el cliente tiene en la cabeza, desarrollando así una vía por donde llevaremos esas necesidades hasta la plasmación final, ya sea una página web, el packaging de un producto, la comunicación de un servicio, un restyling de marca o una campaña publicitaria.

Y la pregunta es, ¿de donde viene la palabra Briefing? Esta palabra viene dada de TO BRIEF, lo que significa dar instrucciones para realizar algún tipo de acción. De un modo simplificado, sería una guía o serie de preguntas que nosotros planteamos como profesionales del sector, y que le presentamos al cliente para que nos facilite la información que necesitamos para elaborar el proyecto.

El tener toda esta información esencial que representa a la empresa, como la historia de sus inicios, sus valores, su filosofía, sus objetivos, su personalidad, etc… nos permite no ir a ciegas y enfocar mejor el camino que vamos a recorrer con él durante el trabajo. Estas preguntas que haremos al cliente deben estar bien enfocadas y tener un orden, cosa que no quita que, según el proyecto, tengamos que modificarlas para adaptarnos.

El briefing se elabora junto con el cliente, no es necesario un cara a cara, hay muchas vias, via telefono, via skype, zoom si da el caso de haber más personas en el equipo, o simplemente, hoy en día con el mismo Whatsapp se están tratando muchas reuniones de trabajo. Esto es muy importante, diría casi lo que más, no te quedes en el sencillo correo, porque es durante la conversación donde vas a poder notar las reacciones de tu cliente y darte cuenta de lo que es realmente importante para su necesidad. ‘Conversations are very important’ quédate con esa idea. Es la forma de crear una conexión con el proyecto a desarrollar y empezar a construir a partir de unas necesidades concretas.

 

Ok, ya sabemos cual es la importancia que tiene el briefing para poder seguir una estrategia, ahora os hablaré de las 3 claves que más nos han servido durante estos años en la agencia.

1ª La Filosofía de la empresa:

Esta parte es esencial para conocer bien la empresa con la que vamos a trabajar, si nos facilita qué valores tiene, su historia y qué objetivos tiene marcados alcanzar, estaremos avanzando mucho camino para entender cómo es internamente y el lenguaje que utiliza de cara a su público. Esto se aplica a cualquier servicio que necesite comunicar el cliente, un producto nuevo, mejorar su branding, un nuevo servicio, etc.

2ª El Público Objetivo:

El conocer el público a quien tenemos que comunicar el proyecto nos ayuda a enfocar mejor el mensaje, tanto en términos de escritura, como visuales. La estética que debe llevar, la composición, los medios en los que se va a comunicar, etc. Es importante saber cómo quiere ser reconocido por su público, en qué lugar de la mente quiere estar.

3ª La Competencia:

La importancia de este último punto es la que mejor hay que tratar de estudiar. El conocer a la competencia de tu cliente y analizar lo que hace y cómo lo hace, nos ayudará a encontrar la diferenciación que buscamos con cada proyecto que se necesite realizar. En este caso suelo preguntar a nuestros cliente cuales son sus competidores más directos y si tiene algún ejemplo de su competencia que le guste como hacen las cosas. Ahora bien, no estamos hablando de hacer lo mismo que la competencia, lo que buscamos en este análisis es encontrar el diferenciarnos. Cuando damos con un nicho dentro del servicio ofrecido, que no ha sido explorado, o descubrimos la fórmula para mejorarlo, es cuando realmente conseguimos armonía en el trabajo e impactar con las propuestas.

Tenemos que tener en cuenta algo que me resulta importante durante las conversaciones con el cliente y es el conocer los detalles adicionales que nos puede ofrecer, como por ejemplo los colores que le gustaría tener o si tiene algún mensaje pensado para la campaña o servicio. Esto nos ayuda a conocer mejor al cliente y conectar con él, aunque después de análisis del proyecto variemos (justificando siempre) sus ideas principales.

Esperamos que este post os haya ayudado a enfocar el inicio de un proyecto de forma eficiente.

¡Nos vemos en el próximo! Chao, chao 😉

Sergio Patier

Author Sergio Patier

Creativo Gráfico Publicitario y consultor en construcción de Branding

More posts by Sergio Patier

Leave a Reply

Todos los derechos reservados 2020 © Grupo Levanta